Xataka juego de tronos

Game of thrones ende

If you’re thinking «wow, another post about Overwatch» you can stop reading and dedicate your valuable time to other things. Otherwise, and especially if you also like and follow the Game of Thrones series, what we bring you here will make you laugh a lot.

If you’ve made it this far, you’ve either seen all the episodes of the series broadcast so far or you don’t give a damn about anything to do with Game of Thrones. In either case, enjoy the best highlights from Game of Thrones ‘Overwatch’ style:

John Snow, or John Snow if you prefer, has also had his big moments in the series. The most epic without a doubt we saw it in chapter 9 of the sixth season, aired just over a week ago, where the battle we were all waiting for took place:

Juego de tronos staffel 4

El estreno de la última temporada de Juego de Tronos ha vuelto a poner a la HBO en el centro de la conversación pública. No sólo por las intempestivas caídas de la aplicación, centro de todas las iras de sus usuarios, sino también por el previsible repunte de las suscripciones a la serie. No hay un fenómeno televisivo comparable en ninguna otra plataforma, y todo el mundo, sin excepción, se pasará las próximas semanas hablando de ella.

¿La nada? Un estudio de Second Measure ilustra hasta qué punto HBO tiene un problema de retención de clientes en Estados Unidos. En 2016, con motivo de la sexta temporada, perdió dos tercios de sus nuevos suscriptores a los tres meses. En 2017, coincidiendo con el estreno de la séptima, el volumen de abonados creció un 91%. Después, pasó seis meses consecutivos en caída libre.

¿Por qué? Second Measure recoge los datos que ofrece HBO Now, el servicio exclusivo de streaming comparable al que ofrecen Netflix o Hulu. Es una imagen imperfecta, ya que no cuenta las suscripciones al cable (sustanciales) ni las del servicio HBO Go. En cualquier caso, sirven de referencia para entender los problemas de crecimiento de la plataforma. Ahora mismo su propio catálogo es poco atractivo.

Juego de tronos staffel 6

El estreno de la última temporada de Juego de Tronos ha vuelto a poner a la HBO en el centro de la conversación pública. No sólo por las intempestivas caídas de la aplicación, centro de todas las iras de sus usuarios, sino por el previsible repunte de las suscripciones en torno a la serie. No hay un fenómeno televisivo comparable en ninguna otra plataforma, y todo el mundo, sin excepción, se pasará las próximas semanas hablando de ella.

¿La nada? Un estudio de Second Measure ilustra hasta qué punto HBO tiene un problema de retención de clientes en Estados Unidos. En 2016, con motivo de la sexta temporada, perdió dos tercios de sus nuevos suscriptores a los tres meses. En 2017, coincidiendo con el estreno de la séptima, el volumen de abonados creció un 91%. Después, pasó seis meses consecutivos en caída libre.

¿Por qué? Second Measure recoge los datos que ofrece HBO Now, el servicio exclusivo de streaming comparable al que ofrecen Netflix o Hulu. Es una imagen imperfecta, ya que no cuenta las suscripciones al cable (sustanciales) ni las del servicio HBO Go. En cualquier caso, sirven de referencia para entender los problemas de crecimiento de la plataforma. Ahora mismo su propio catálogo es poco atractivo.

Tengo charaktere

Todavía está fresco en nuestras mentes el impactante final de la quinta temporada de Juego de Tronos y en ese momento estamos como en una resaca y deseando asumir lo sucedido, mientras sabemos que tendremos que esperar un año para saber más sobre los habitantes de Poniente. El drama fantástico de la HBO siempre ha destacado por un presupuesto limitado que ha influido en el contenido y en la aparición de ciertos elementos mágicos que requerían una reconstrucción digital.

Con el paso de las temporadas, Juego de Tronos ha ganado fama internacional, y su audiencia en el mercado norteamericano y las ventas internacionales suponían un ligero aumento de presupuesto para recrear todo este universo -recordemos que incluso los escenarios naturales necesitan un intenso tratamiento de postproducción durante la edición final del episodio-. Aunque siguen faltando lobos y los dragones aparecen a cuentagotas, el aumento de fondos ha sido evidente en las últimas temporadas.

Lo cubrimos con aparatos faciales completos, algunos trozos en el cuerpo, y pusimos parches de pantalla verde para los ojos y trozos en el cuerpo. Los efectos visuales eliminaron los trozos y redujeron su cuerpo, dándole un aspecto esquelético. El día que lo hicimos, estábamos muy contentos con el resultado, pero sabíamos que los efectos visuales lo llevarían a otro nivel. (Barrie Gower)