Situacion en cataluña ultima hora

Covid-19 cataluña

Duracióndelviajeexactamenteindicada1semana2semanas3semanas1-4 días5-8 días9-12 días13-15 días16-22 días1 día2 días3 días4 días5 días6 días7 días8 días9 días10 días11 días12 días13 días14 días15 días16 días17 días18 días19 días20 días21 días22 días>22 díasReserva del paqueteAvanzado

DuracióndelviajeCualquierexactamente como se indica1 semana2 semanas3 semanas1-4 días5-8 días9-12 días13-15 días16-22 días1 día2 días3 días4 días5 días6 días7 días8 días9 días10 días11 días12 días13 días14 días15 días16 días17 días18 días19 días20 días21 días22 días>22 díasReservar hotelExtendido

Duración del viajecualquieraexactamente como se indica1 semana2 semanas3 semanas1-4 días5-8 días9-12 días13-15 días16-22 días1 día2 días3 días4 días5 días6 días7 días8 días9 días10 días11 días12 días13 días14 días15 días16 días17 días18 días19 días20 días21 días22 días>22 díasReserva de última horaAvanzado

Vida nocturna en cataluña

La Ley del Referéndum de Autodeterminación de Cataluña contenía la disposición de que, en caso de un resultado a favor de la independencia, ésta se declararía en las 48 horas siguientes al recuento de todos los votos. El presidente catalán, Carles Puigdemont, lo confirmó el 3 de octubre durante una entrevista exclusiva con la BBC, diciendo que «vamos a declarar la independencia 48 horas después de que se cuenten todos los resultados oficiales»[9].

Tras afirmar que consideraba el referéndum válido y vinculante, Puigdemont optó por utilizar la expresión «asumo el mandato del pueblo para que Cataluña se convierta en un Estado independiente en forma de república», antes de añadir que «pediría al Parlamento que suspenda los efectos de la declaración de independencia para que en las próximas semanas podamos emprender un diálogo».

El discurso dejó a los observadores desconcertados, ya que se esforzaron por entender si Puigdemont acababa de declarar la independencia[11][12]. Mientras que algunos comentaristas afirmaron que la independencia acababa de ser declarada y puesta en suspenso,[13][14] otros afirmaron que la declaración de independencia había sido pospuesta[2][15][16][17].

Fronteras de cataluña

El consumo compartido de bebidas alcohólicas en la vía pública y otros lugares abiertos al público, sin la correspondiente licencia de funcionamiento, será considerado como una infracción leve, con una multa de entre 500 y 3.000 euros.

El incumplimiento de los límites de ocupación en espacios cerrados o al aire libre, el incumplimiento de los horarios de apertura y cierre de los distintos tipos de establecimientos y actividades, y el incumplimiento de las medidas de prevención e higiene adoptadas por las autoridades serán considerados como infracciones graves.

Encierro en cataluña

El ejemplo más reciente, en septiembre, fue una disputa a tres bandas entre el gobierno catalán (la Generalitat), Aena y el gobierno central. Aena, la autoridad aeroportuaria del gobierno español, y la Generalitat se enfrentaron por los detalles de un acuerdo para ampliar el aeropuerto de El Prat de Barcelona.

El acuerdo, que iba a consistir en una inversión de 1.700 millones de euros en Cataluña, recibió una reacción nacional por considerarlo una concesión a los «independentistas». Tras los posteriores desacuerdos políticos entre el líder de la Generalitat, Pere Aragonés, y el organismo centralizado de transportes español -incluidos los llamamientos de Aragonés a una reforma de la ampliación para tener en cuenta las implicaciones medioambientales-, Aena canceló el proyecto.

Las infraestructuras de transporte en España se rigen con el mandato subyacente de proteger a Madrid como nodo central del poder político. A diferencia de otras disputas sociales en España que se diferencian por motivos partidistas, tanto los socialistas en el poder (PSOE) como los conservadores en la oposición (PP) son culpables de dar prioridad a Madrid como centro de comunicaciones del país por encima de las ramificaciones económicas y medioambientales subyacentes.