Podemos madrid pablo iglesias

Pablo iglesias esposa

El PaísActualiza tu navegadorEste navegador ya no es compatible. Para visitar EL PAÍS con la mejor experiencia, actualízalo a la última versión o descárgate uno de los siguientes navegadores compatibles:El líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, en la noche electoral.Kiko Huesca / EFE El líder fundador del partido de izquierdas Unidas Podemos, Pablo Iglesias, soltó anoche otra bomba política una vez que se conocieron los resultados de las elecciones autonómicas de Madrid. El político, que recientemente dejó de ser uno de los vicepresidentes del Gobierno de coalición nacional entre el Partido Socialista y Unidos Podemos, anunció que se apartaba de todos sus cargos en la política española. Tras una tensa campaña, en la que recibió amenazas de muerte a él y a otros políticos de alto nivel, su partido sólo obtuvo 10 escaños en la asamblea regional y el 7,21% de los votos. El mal resultado precipitó una salida de la primera línea que llevaba tiempo preparando: «Dejo todos mis cargos», dijo anoche. «Dejo la política entendida como política de partido e institucional. Seguiré comprometido con mi país, pero no me interpondré en la renovación del liderazgo que debe producirse en nuestra fuerza política.»

Podemos

El líder de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, que dejó de ser vicepresidente del Gobierno de coalición de España para presentarse en Madrid, anunció su retirada de la política nacional tras conocerse los resultados.

Iglesias fue elegido diputado al Parlamento Europeo en las elecciones de 2014 como principal candidato del recién creado partido Podemos. El 15 de marzo anunció que dejaría el Gobierno español para presentarse a las elecciones autonómicas.

En las elecciones, el PP, liderado por la actual presidenta regional Isabel Díaz Ayuso, obtuvo 65 escaños en la asamblea regional de 136 plazas, duplicando con creces su cifra en las elecciones regionales de 2019 y obteniendo más escaños que los tres partidos de izquierda juntos.

Tomás Tobé dice que confía en ganarse a sus colegas diputados y forjar una amplia mayoría parlamentaria que respalde sus propuestas para el nuevo Pacto de Migración de la UE. En palabras de Andreas Rogal, este enfoque podría ser suficiente para romper el actual estancamiento del Consejo en materia de asilo y migración.

Pablo iglesias noticias

El 4 de mayo se celebrará una de las elecciones más importantes de España: la votación para elegir al próximo alcalde de la capital. Entre las figuras que compiten por el cargo están: Ángel Gabilondo por el PSOE, Isabel Díaz Ayuso por el PP, Edmundo Bal por Ciudadanos, Mónica García por el Movimiento Más Madrid, Rocío Monasterio por el partido de extrema derecha VOX, y Pablo Iglesias por Unidos Podemos.

Entre este amplio panorama político, destacan varios nombres, como el del ex vicepresidente del Gobierno español, Pablo Iglesias. Este político delgado, con una conocida coleta y un discurso que ha conseguido cautivar a la joven izquierda, es también un conocido político socialista que ha sido criticado por su cercanía a Venezuela.

Iglesias fue el líder de aquella revolución que provocó hace 10 años cuando irrumpió en la política con su Movimiento Podemos. Ese partido, nacido del desencanto de varios españoles por la crisis económica provocada por el bipartidismo español, dio cabida a un grupo de izquierda más radical que el PSOE.

Irene montero

«Cuando tu papel dentro de tu organización y tu tarea para mejorar la democracia en este país se limita enormemente y moviliza a los peores elementos de los que la odian, hay que tomar ciertas decisiones sin dudarlo». Estas fueron las palabras del cofundador de Podemos, Pablo Iglesias, al anunciar su sorprendente decisión de apartarse con efecto inmediato no sólo de la formación que había liderado durante siete años antes de anoche, sino de la primera línea política por completo.

A principios de marzo, sorprendió a los círculos políticos españoles al anunciar que dejaba el cargo de vicepresidente del Gobierno, sólo catorce meses después de que Unidos Podemos entrara en coalición con el Partido Socialista (PSOE), de centro-izquierda. En un vídeo explosivo difundido en las redes sociales, explicó que lo hacía para liderar la fuerza regional de su partido en las elecciones anticipadas de Madrid celebradas ayer, con la esperanza de que su presencia en la campaña revirtiera el declive de Unidos Podemos en las encuestas.

Sin embargo, a medida que se contaban anoche los votos definitivos, ya era evidente que la candidatura de Iglesias se había agotado tras varios ciclos electorales intensos, entre otros factores. «Estos resultados dejan claro que en estos momentos no soy una figura que pueda ayudar al partido a conseguir logros [significativos] y contribuir a que consolide su peso institucional», como él mismo dijo. Su campaña mejoró ligeramente la posición de Unidos Podemos respecto a su resultado de 2019 -consiguiendo algo más del 7% de los votos y diez escaños-, mientras que el PSOE sufrió el peor resultado de su historia en la capital en beneficio, al parecer, del partido Más Madrid creado durante una escisión de Podemos en 2019.