El diario de extremadura

Extremadura

El Periódico Extremadura (originalmente Extremadura) es un diario en español. Fundado en 1923, se publica en Cáceres, España. Forma parte del Grupo Zeta[1]. Es, junto con Hoy, uno de los dos principales periódicos de la comunidad autónoma de Extremadura[2].

Fue fundado el 1 de abril de 1923 bajo el auspicio de Pedro Segura, obispo de Coria[3][4] Durante la Segunda República, la política editorial osciló entre el integrismo católico y la extrema derecha, aunque ocasionalmente apoyó a la derechista CEDA como «mal menor»[5] Inicialmente se publicaba como diario vespertino y tenía una modesta tirada[4].

Uno de sus redactores (Juan Milán Cebrián) dio la noticia de la proclamación de Francisco Franco como «Caudillo» en 1936, tras la toma de Cáceres por el bando sublevado en plena Guerra Civil española[6].

El periódico fue dirigido por Tomás Murillo Iglesias (1923-1927), Antonio Reyes Huertas (1927-1937) y Rafael Bittini y López de Guijarro (1937-1939)[7][7] Durante la mayor parte de la dictadura franquista fue dirigido por Dionisio Acedo (1939-1972)[8].

Hoy

El objetivo principal de este trabajo es realizar una breve aproximación a la forma en que los periódicos abordan la difícil tarea de concienciar a la población sobre el medio ambiente. Para intentar descubrir la visión que tienen los periódicos sobre este tema hemos analizado dos periódicos, uno regional (El periódico Extremadura) y otro que se publica para toda España (El País) en una doble aproximación. En primer lugar, estudiaremos la información que estos dos periódicos ofrecieron sobre un evento natural, el caso de un terremoto ocurrido en Melilla en enero de 2016. En segundo lugar, analizaremos las noticias que estos dos periódicos presentaron sobre el medio ambiente en general en un periodo de tiempo determinado. Etiquetas: Periódicos, Medio Ambiente, Melilla.

… Además, hay que tener en cuenta que los daños derivados de las deficiencias constructivas, principalmente los desprendimientos, fueron mayores que los causados por los fallos estructurales de los edificios afectados [4,5]. El terremoto ocurrido en Melilla no dejó víctimas mortales, pero los daños constructivos experimentados fueron, sin embargo, muy elevados [6][7].

Badajoz

La estrella del Gran Gatsby, Leonardo di Caprio, se sintió tan conmovido por la situación de los niños mineros en África cuando rodó Diamante de Sangre que creó su propia empresa para producir versiones sintéticas…

No es que necesites una excusa para ir a Mérida, pero como la mayoría de nosotros vemos que nuestras listas de viajes crecen a un ritmo mucho más rápido de lo que podemos ahorrar o encontrar el tiempo para marcar las entradas, este…

Casi todos los que no van a España este verano serían mucho más felices si estuvieran en ella, y la ciudad en cuestión es probablemente académica – y aunque los que ya viven aquí todo el año tienen derecho a ser…

El arte no es sólo para las galerías, y las esculturas no tienen por qué estar hechas de un material duro como una roca y creadas con un martillo y un cincel, o incluso con un torno de alfarero. Cualquiera que sea aficionado a la jardinería es…

Filtrar por Comunidad/Servicios Públicos [8], Viajes/Turismo [6], Negocios/Economía [5], Medio ambiente/Naturaleza [4], Crimen/Incidentes [3], Ocio/Entretenimiento [3], Cultura/Arte/Literatura [3], Transporte y Motor [2], Tecnología/Ciencia [2], Comida y Bebida [2], Educación y Empleo [1], Religión [1]

El diario de extremadura en línea

En la portada del diario «Hoy» del 4 de noviembre de 1968, día de la inauguración del primer centro universitario de la región (la Facultad de Ciencias de Badajoz, perteneciente a la Universidad de Sevilla) podía verse el siguiente texto, fiel al estilo de la época «A lo largo de los largos años del franquismo, Extremadura no ha sido testigo de un día de tanta trascendencia histórica como el que hoy presenciamos. El Centro Universitario, por el que nuestra actual generación luchó con tanto anhelo y empeño, abre sus puertas para convertirse en el instrumento redentor de la región y en el motor que impulsará sus materiales y su cultura.»

En 1971 el Gobierno aprobó la creación del Colegio Universitario de Artes y Humanidades de Cáceres, adscrito a la Universidad de Salamanca. La aprobación de esta Escuela Universitaria no estuvo exenta de impedimentos, tanto del Ministerio como de la propia Universidad de Salamanca que se resistían a su separación; y sólo gracias a la lealtad y perseverancia de las autoridades locales y de los ciudadanos consiguió superar los obstáculos que se le presentaron. El 16 de octubre de 1971, en el Instituto de Enseñanza Media «El Brocense», tuvo lugar el acto de inauguración del Colegio, con la habitual bendición del edificio «Valhondo Calaff», sede del Colegio Universitario.