Comentario de iñaki gabilondo

Iñaki gabilondo – escuela de ciudadanos. manzanares

Una de las cosas más llamativas que dijo Gabilondo es que debería haberse alejado de las ondas mucho antes. “Cuando dejé de hacer los comentarios seguramente tenía que haber dejado todo. Empujamos un poco más en el ‘Hoy por hoy’, pero en mi corazón estaba claro que había llegado el final. “En sus palabras”, me estaba aburriendo de mí mismo.

Ana Pastor, por su parte, aseguraba tener “una sensación de pérdida”, “una mezcla muy extraña de sensaciones”. Por un lado, “la emoción de escuchar la voz de una cabeza tan prodigiosa” y, por otro, “la tristeza al escuchar la despedida, y seguramente es por egoísmo”.

El veterano locutor se mostró agradecido, “asombrado de que me quiera”. Según Gabilondo, siempre intentó que los jóvenes, cuando llegaban a la radio, descubrieran que, en realidad, estaban “en una actividad de mayor importancia de la que pensaban cuando llegaron”.

En su opinión, “el paso de jugar a entender que es una actividad de impacto, de referencia en la sociedad, no se hace sin dolor. Tuve que llevar a estas chicas y chicos con tanta ilusión, con tanta fuerza, con tanta preparación y con tanto carácter a la amarga trinchera, donde se luchaba cada día. “

Iñaki gabilondo – alta velocidad

La renuncia a seguir ejerciendo como analista diario no es en absoluto una retirada de la profesión. Mantiene un espacio semanal en Día a día, el programa de la SER con el que despierta cada día a varias generaciones de españoles y en el que da voz a los jóvenes con iniciativa. Movistar + acaba de emitir dos de sus programas en los que trataba de adivinar las líneas de futuro tras la pandemia con entrevistas a grandes académicos internacionales. Ni el desánimo con las noticias ni el virus le han frenado, aunque desliza otra confesión: “La pandemia ha sido como un fogonazo que me ha enfrentado a la vejez. Hace tiempo que sé que soy viejo, pero nunca como ahora he visto que soy parte de ese material desechable que somos los viejos para este virus gerontofóbico que nos ha atacado”.

Para hacer este trabajo hay que tener fe y yo la estaba perdiendo. Ramoneda [Josep, ensayista y comentarista político] me decía: ‘Eres un soñador, sólo hablas de consenso’. No, no… La política es la gestión del disenso, y el consenso es el punto final de un camino que se alcanza o no, pero que se alcanza en algunas cosas donde establecemos lo que llamamos sentido común, territorio compartido. Yo perdía la fe cuando veía la imposibilidad de alcanzar puntos comunes en algo. Y empiezas a sentir un gran malestar personal por tener que salir a la palestra cada día con un exceso de escepticismo.

Informe lugano ii, susan george con iñaki gabilondo

La trayectoria de Gabilondo ha sido atípica. Hizo el camino inverso que suelen hacer los profesionales del periodismo: primero fue director de la SER en varias emisoras locales y después pasó a dirigir y presentar programas, entre ellos Día a día, la gran apuesta modernizadora de la cadena más escuchada del dial, que pilotó durante 19 años y que dejó en 2005 para ponerse al frente del principal informativo de la naciente cadena de televisión Cuatro. A la hora de la despedida, el periodista ha reconocido que la SER se lo dio todo: “Cada vez que he oído encender la luz roja, he sentido el calambre de un niño que soñaba con estar ahí. Creo que era como casi todos los niños porque todos querían vivir en Disneylandia”. Recordó que su familia vivió la fascinación de España en torno a la radio. “Con la radio, como creadora de imágenes mentales, cada palabra llenaba nuestro mundo de color. Nunca he sentido un triunfo mayor que cuando fui director de Radio San Sebastián”.

Para anunciar este paso decisivo, el periodista ha contado con la complicidad de Aimar Bretos, director de Hora 25. “Yo estaba como quería, retirándome por la vía de la máxima discreción. Cuando dejé de comentar, seguramente debería haber dejado todo. Forzamos un poco más el día a día, pero en mi corazón estaba claro que había llegado el final. “Tras un largo periodo de reflexión durante la parte más dura de la pandemia, en enero dio carpetazo a los comentarios diarios en los que analizaba la actualidad con una mirada lúcida. Argumentó entonces que cada vez le resultaba más difícil opinar porque siempre ha dudado mucho. “Ahora hay mucha gente que opina de forma muy fácil, incluso sin necesidad de información. Hacer un comentario cada día te obliga a entrar en el centro de la disputa, de la ira. A medida que la polarización y el radicalismo se intensifican, mi malestar ha crecido”, aseguró.

Iñaki gabilondo en “todo sobre el alcohol”

se ha despedido esta noche de los micrófonos en una entrevista en el programa ‘Hora 25’ de la Cadena Ser: “Hacerse mayor es un proceso de despedida. Voy a cumplir 79 años el mes que viene. Estaba claro que esto se acababa ya y

Si escuchas la radio, puedes hacer de todo. La radio te convierte en la segunda voz, si quieres, la escuchas, si quieres, la oyes. Unos nos escuchan y otros nos escuchan. “

Entiende que en el periodismo actual “hay que buscar al espectador y en ese sentido es muy importante que los medios relean su historia de independencia y de conexiones y acercamientos y distancias con los poderes que a veces han sido inadecuados”.

refirió con emoción que le ha dado todo, “cada vez que he oído encender la luz roja he sentido el calambre de un niño que soñaba con estar allí. Creo que era como casi todos los niños porque todos querían vivir en

“Era de una familia muy humilde que vivía las fascinaciones de España en torno a la radio. La radio como creadora de imágenes mentales, cada palabra llenaba el mundo de color. Cuando pasaba cada día por delante de Radio San Sebastián, es como si fuera Disneylandia Nunca he sentido un triunfo mayor que cuando fui director de Radio San Sebastián”, recordó Gabilondo.