Ley orgánica de ordenación general del sistema educativo

Configuración de los electrones

Sede del Ministerio de Educación en Madrid. A diferencia de otras leyes anteriores, la LOGSE ofrecía un modelo descentralizado en el que el MEC ofrecía a las JEC y a las comunidades autónomas las competencias que la desarrollaban mediante decretos para cada etapa educativa.

La enseñanza de la religión se ajustará a lo dispuesto en el acuerdo sobre enseñanza y cultura suscrito entre la Santa Sede y el Estado español y, en su caso, a lo dispuesto en aquellos otros que puedan suscribirse con otras confesiones religiosas. A tal efecto, y de acuerdo con lo establecido en dichos acuerdos, la religión se incluirá como área o materia en los niveles educativos correspondientes, que será obligatoria para los centros y voluntaria para los alumnos.

Miss filipinas tierra 2020 prejuicio de inteligencia y

La Ley Orgánica General del Sistema Educativo (LOGSE), de 3 de octubre de 1990 (publicada en el BOE de 4 de octubre) ley de educación española, promulgada por el gobierno del PSOE y sustituyó a la Ley General de Educación de 1970, vigente desde la dictadura franquista. Fue derogada por la Ley Orgánica de Educación ( LOE ), en 2006.

El retraso de España respecto a Europa en diversos aspectos hizo que tradicionalmente la educación pública en el país no estuviera tan avanzada como en otros países de su entorno. No fue hasta el siglo XIX cuando la educación pública comenzó a regularse como una institución que posibilitaba una educación global de la persona. Ya en las Cortes de Cádiz de 1810 se iniciaron los primeros debates sobre la necesidad de una ley educativa.

La primera intención de modernizar los sistemas educativos españoles apareció con la Ley Moyano de 1857 [ 1 ] que entre sus intenciones estaba la de delimitar la fuerte influencia de la Iglesia española en la educación, legislar la enseñanza privada en las primeras etapas y la segunda enseñanza, e implantar una metodología más científica en la segunda enseñanza.

Cómo hacer un mapa conceptual

DOCUMENTO PRESENTADO POR EL PROFESOR ABIODUN AMUDA-KANNIKE, SAN, PREBOSTE DE LA FACULTAD DE DERECHO DE LA UNIVERSIDAD ESTATAL DE KWARA, MALETE, EN LA 23ª CEREMONIA DE GRADUACIÓN Y ENTREGA DE PREMIOS CELEBRADA EN LA UNIVERSIDAD DEL GOBIERNO FEDERAL, ILORIN, ESTADO DE KWARA, EL SÁBADO 13 DE JULIO DE 2019.

El concepto de la ley de educación en Nigeria no es popular porque, un profesor promedio en Nigeria no lo ve, como importante para su o actividades en la enseñanza o para su o actividades en la administración o para el beneficio de los estudiantes. El profesor nigeriano no cree que requiera el conocimiento del derecho para complementar su papel como profesor. Si esta noción es cierta o falsa se verá cuando entremos en detalles sobre este tema.

El derecho de la educación se ha definido como la parte del derecho de un estado, una ciudad, una zona o un país que se ocupa directamente de los actos de administración de los organismos educativos, como [1]las escuelas primarias y secundarias públicas y privadas, y los centros de enseñanza terciaria y no terciaria.

No cabe duda de que la mayoría de los directores de escuela en Nigeria siempre dirán: «¿Qué me importa el derecho, soy abogado?». La idea de un director de escuela promedio en Nigeria es que son sólo los abogados los que deben conocer la ley.

Independencia y ruptura constitucional en cataluña

Los cambios tecnológicos han transformado las sociedades modernas en realidades complejas, afectadas por un fuerte dinamismo que tiene en el conocimiento y la información el motor del desarrollo económico y social. En este nuevo contexto, las expectativas de los ciudadanos sobre el papel de los sistemas de educación y formación han aumentado notablemente.

La educación está hoy en el centro de los retos y oportunidades de las sociedades del siglo XXI. Gracias al esfuerzo de los ciudadanos y al continuo impulso de los gobiernos, el acceso a la educación se ha universalizado, convirtiéndose en un derecho fundamental y efectivo de los ciudadanos.

La educación, que une el pasado y el futuro de los individuos y de las sociedades, está siempre influenciada por el mundo del conocimiento y por el mundo de los valores, por las legítimas expectativas de los individuos y por las exigencias de lo razonable de la vida en común. Pero nunca como hoy ha sido más necesaria la convergencia entre estas dimensiones esenciales de la educación; nunca ha sido tan evidente que calidad y equidad, desarrollo económico y cohesión social no son elementos contrapuestos, sino objetivos. También debemos ser capaces de progresar en nuestras sociedades.