Luis alberto de cuenca loquillo

su nombre era el de todas las mujeres

Nacido en Madrid en 1950, es doctor en Filología Clásica y ha ocupado importantes cargos como el de secretario de Estado de Cultura de España (2000-2004) y director de la Biblioteca Nacional de España y del Instituto de Filología del Centro Superior de Investigaciones Científicas. En 2010 fue elegido académico de la Real Academia de la Historia. En 2015, recibió el Premio Nacional de Poesía por «excelencia de estilo» por sus «Cuadernos de vacaciones». El jurado calificó la obra como «una de las mayores aportaciones existenciales y simbólicas» de la poesía reciente de España. Como traductor, ha trabajado sobre autores clásicos como Homero y Eurípides. En 1989 ganó el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil a la Mejor Traducción. Sus versos forman parte incluso de canciones populares de artistas como Loquillo y la popular Orquesta Mondragón.

Premio Internacional de Poesía Federico García Lorca (2021) Premio Nacional de Poesía (2015) Premio de Poesía de la Asociación Española de Editores de Poesía (2010) Premio de Poesía Manuel Alcántara (2009) Premio Nacional de Literatura Teresa de Ávila (2008) Premio de Cultura de la Comunidad de Madrid (2006) Premio Internacional Ciudad de Melilla (2005) Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil a la Mejor Traducción (1989) Premio de la Crítica de Poesía en Español (1985)

la noche blanca

Nacido en Madrid en 1950, es doctor en Filología Clásica y ha ocupado importantes cargos como el de secretario de Estado de Cultura de España (2000-2004) y director de la Biblioteca Nacional de España y del Instituto de Filología del Centro Superior de Investigaciones Científicas. En 2010 fue elegido académico de la Real Academia de la Historia.

En 2015, recibió el Premio Nacional de Poesía por «excelencia de estilo» por sus «Cuadernos de vacaciones». El jurado calificó la obra como «una de las mayores aportaciones existenciales y simbólicas» de la poesía reciente de España. Como traductor, ha trabajado sobre autores clásicos como Homero y Eurípides. En 1989 ganó el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil a la Mejor Traducción. Sus versos forman parte incluso de canciones populares de artistas como Loquillo y la popular Orquesta Mondragón.

loquillo – canta a luis alberto de cuenca

Los libros entre lo literario y lo biográfico en torno a estrellas de la música proliferan últimamente con la intención de ensalzar el mito a la vez que se compone un escenario completo sobre la carrera musical, las motivaciones y los tiempos vividos.

Y en casi todas estas ocasiones los títulos de los libros rescatan una vieja canción que, de alguna manera, representa al personaje o nos adentra en vivencias particulares sobre las que se quiere hacer especial hincapié.

Y en esa traslación hacia lo prosaico, que siempre permite una mayor profusión más allá de la métrica musical, Loquillo nos conduce por ese Madrid lleno de nuevas tendencias y libertad en el que la juventud del momento lo exploraba todo.

Con una perspectiva completa de quienes se han movido por cualquier espacio alternativo, nos lleva desde la bohemia hasta la crítica social, sin olvidar la noción más personal que también aporta una visión subjetiva con ese punto de melancolía de todo aquel que emprende un proyecto. vitalmente comprometido con lo artístico, donde las luces y las sombras se descubren como un alimento necesario para la creatividad.

(sapecu bootlegs) loquillo «letra y musica» rtvv

Los libros entre lo literario y lo biográfico en torno a estrellas musicales proliferan últimamente con la intención de ensalzar al mito a la vez que se compone un escenario completo sobre la carrera musical, las motivaciones y los tiempos vividos.

Y en casi todas estas ocasiones los títulos de los libros rescatan una vieja canción que, de alguna manera, representa al personaje o nos adentra en vivencias particulares sobre las que se quiere hacer especial hincapié.

Y en esa traslación hacia lo prosaico, que siempre permite una mayor profusión más allá de la métrica musical, Loquillo nos conduce por ese Madrid lleno de nuevas tendencias y libertad en el que la juventud del momento lo exploraba todo.

Con una perspectiva completa de quienes se han movido por cualquier espacio alternativo, nos lleva desde la bohemia hasta la crítica social, sin olvidar la noción más personal que también aporta una visión subjetiva con ese punto de melancolía de todo aquel que emprende un proyecto. vitalmente comprometido con lo artístico, donde las luces y las sombras se descubren como un alimento necesario para la creatividad.