Gerardo diego obras mas importantes

Sueña–gerardo.

Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  «Generación del 27» – noticias – periódicos – libros – académico – JSTOR

La Generación del 27 fue un influyente grupo de poetas que surgió en los círculos literarios españoles entre 1923 y 1927, esencialmente a partir de un deseo compartido de experimentar y trabajar con formas vanguardistas de arte y poesía. Su primera reunión formal tuvo lugar en Sevilla en 1927 con motivo del tricentenario de la muerte del poeta barroco Luis de Góngora. Escritores e intelectuales le rindieron homenaje en el Ateneo de Sevilla, lo que se convirtió retrospectivamente en el acto fundacional del movimiento.

La Generación del 27 también ha sido llamada, con menor éxito, «Generación de la Dictadura», «Generación de la República», «Generación Guillén-Lorca» (siendo Guillén su autor más antiguo y Lorca el más joven), «Generación de 1925» (fecha media de publicación del primer libro de cada autor), «Generación de las Vanguardias», «Generación de la Amistad», etc. Según Petersen, un «grupo generacional» o una «constelación» son mejores términos que no están tan restringidos históricamente como «generación».

Tora – why won’t you wait (official music video)

Gerardo Diego Cendoya fue un poeta y escritor español, considerado uno de los miembros más emblemáticos de la llamada Generación del 27. En su trayectoria profesional destacó como profesor de literatura y música. Su manejo del piano era excelente. Junto con otros miembros del citado movimiento artístico-filosófico, encabezó la creación de una famosa antología.

Asimismo, lideró el «redescubrimiento del gongorismo». Esta fue una corriente cultural de alto nivel durante el Siglo de Oro español cuyo objetivo era exaltar la obra de Góngora. Hacia el final de su vida, la trayectoria literaria de Diego fue honrada con el Premio Miguel de Cervantes 1979 (junto con Jorge Luis Borges).

Nació en Santander, el 3 de octubre de 1896. En el seno de una familia de comerciantes textiles, lo que le permitió una excelente formación intelectual. De hecho, el joven Gerardo pudo destacar en clases de teoría musical, piano, pintura y literatura. Además, el reconocido crítico Narciso Alonso Cortés fue uno de sus instructores. Él le inculcó el amor por las letras.

Diego fazio 迭戈-法齊奧 (1989) fotorrealismo italia

Gerardo Diego Cendoya nació en Santander en 1896. Estudió Filosofía y Letras en la Universidad de Deusto y allí conoció a un amigo que resultaría esencial en su carrera literaria: Juan Larrea. En 1920 obtuvo las cátedras de Lengua y Literatura de Soria, Gijón, Santander y Madrid. Dirigió dos de las revistas más importantes de la Generación del 27: «Lola» y «Carmen». Fue uno de los seguidores de la vanguardia poética española, concretamente del ultraísmo y del creacionismo. Realizó las dos versiones de la famosa «Antología» de poemas que hizo famosa la Generación del 27. Impartió conferencias y cursos por todo el mundo. Fue crítico literario, musical y taurino, además de columnista en varios periódicos y miembro de la Real Academia Española (1947). Murió en Madrid en 1987.

Caterina cornaro – gaetano donizetti – 1995

Poco antes (1919) Federico García Lorca había viajado a Madrid para solicitar una plaza en la Residencia de Estudiantes. A través de José Mora Guarnido conoció a Guillermo de Torre y Pedro Salinas, ya imbuidos en el movimiento vanguardista. También pudo leer una antología de poetas ultraístas recién publicada en la revista Cervantes.

En 1925, el mismo año que Rafael Alberti, Gerardo Diego recibió el Premio Nacional de Poesía: al quedar desierto el de teatro, se decidió dar otro de poesía, que fue el suyo.

Durante los años que Diego pasó en Gijón fundó las revistas vanguardistas Carmen y su contrapunto humorístico Lola, que contenía la crónica del homenaje a Góngora en Sevilla, el encuentro fundacional de la Generación del 27. Gerardo Diego fue uno de los siete literatos que viajaron en tren desde Madrid a Sevilla, junto al promotor del homenaje, Ignacio Sánchez Mejías. Diego intervino el segundo día con la lectura de un texto titulado Defensa de la poesía. Además de las crónicas del homenaje oficial, podemos leer en Lola anécdotas como «la heroica y nocturna travesía del Betis desbordado» o «la Coronación de Dámaso Alonso», reconocido como la máxima autoridad en Góngora tras haber recitado de memoria los más de mil versos de la Primera Soledad. En 1928, iba a participar en el número 3 de la revista gallo con un fragmento de Fábula de X y Z, pero este tercer número nunca se publicó.