Crecen los hurtos, los tirones y los robos de viviendas

En los últimos meses las llamadas «tirones» han experimentado un crecimiento del 15% en la región metropolitana de Barcelona, ​​y los hurtos sin violencia han crecido un 7,5% (representan alrededor del 65% de las denuncias relativas al patrimonio). Esto preocupa a los Mossos y la Guardia Urbana de Barcelona, ​​porque supone un cambio de tendencia, después de que los hurtos se redujeran, en el área urbana, en un 19% entre 2009 y 2016, aunque el turismo creció .

Estos datos han sido suministrados por el nuevo jefe de la Región Policial Metropolitana de Barcelona (RPMB) de los Mossos, el comisario Joan Portales.

Dispositivo en el Metro

Unas semanas después de asumir el nuevo cargo, Portales ha hablado de las estrategias policiales ante los grandes retos en seguridad pública de Barcelona. Los Mossos pondrán en marcha esta semana un dispositivo conjunto con la Guardia Urbana de Barcelona (GUB) contra los hurtos en el transporte público, especialmente el metro, que se alargará hasta las fiestas de la Mercè, a finales de septiembre.

El comisario Portales puntualiza que no es un dispositivo cerrado, sino que analizarán los resultados «semana a semana» para detectar si carteristas y otros furtadors se desplazan hacia otras zonas de la ciudad y así «redirigir los agentes hacia el lugar donde sea necesario «. Será un dispositivo dinámico, que se analizará de forma continuada. En caso de detectar que la presión policial, uniformada y de paisano, el metro está provocando que los carteristas se desplacen a otras zonas de la ciudad y sigan robando, los Mossos modularán el dispositivo.

«La presión que hemos estado haciendo en el espacio público ha tenido como consecuencia que hayan subido los hurtos en los comercios y el transporte público», reflexiona Portales.

Perseguir los carteristas

Portales destaca que el 53% de las detenciones por hurtos que hicieron en 2016 fueron en la masa. En los cinco primeros meses de 2017, lo han sido el 41,5%. Este tipo de detenciones «facilitan la tarea» judicial, porque el testimonio de los agentes puede servir como prueba en un juicio.

De este modo, si la víctima es turista, no es necesaria la prueba preconstituida, es decir, que el juez cite las partes horas después del delito para que la declaración de la víctima sirva para el juicio. Cuando un turista sufre un hurto, rara vez asiste a la vista oral y el acusado queda absuelto en muchas ocasiones.

Portales reivindica el trabajo del grupo de multirreincidentes, coordinada con la fiscalía y los juzgados de instrucción, que iniciaron en 2005 para demostrar, con la suma de denuncias, que el modus vivendi de una persona es el hurto. Así es posible pedir una orden de alejamiento del metro, conseguir su ingreso en prisión o que acabe trasladando a otras ciudades para huir de la presión policial.

Llamada a la prevención

Los carteristas suelen actuar solos o en grupos de como máximo dos o tres personas y eligen especialmente turistas y congresistas como víctimas. «No es un hecho exclusivo de Barcelona, ​​sino que se da en las otras grandes ciudades», señala el comisario Portales. «La ciudadanía debe tener cuidado de sus pertenencias y estar con un punto de alerta aunque estén de vacaciones», pide Portales.

Robos con fuerza

Los robos con fuerza en el interior de domicilio son otro frente de los Mossos, que implementaron un plan para reducirlos tras un ascenso marcado en 2016. En Barcelona, ​​ese año habían incrementado un 27% respecto a el anterior y el plan comenzó a dar frutos en 2017, con una bajada del 17%, según el balance delincuencial. En los cinco primeros meses de 2017, el descenso es de cerca del 13%. «Aún no estamos satisfechos.

«Veníamos de un período bastante complicado, con cifras elevadas y queremos conseguir un impacto mayor que las cifras continúen bajando», afirma. Portales explica que los Mossos están trabajando en un segundo plano, con nuevas estrategias contra estos robos, como un incremento de las inspecciones en las tiendas donde se puedan revender los objetos robados.

El comisario destaca que los Mossos también quieren asesorar las víctimas de robos con fuerza en domicilio, para explicarles los pasos que deben seguir después de haber sufrido el delito, y ofrecerles atención psicológica. «Más allá del robo de objetos, son personas que han visto vulnerada su intimidad, que los han violentado su casa, el lugar más sagrado», subraya. Esta es una propuesta que se está acabando de perfilar y que los Mossos tienen previsto implementarla en los próximos meses.

Robos en viviendas

Robatorios en vivienda aumentan significativamente en los últimos tiempos en español. Esto es debido a diversos factores tanto socioculturales como económicos. Sin ponernos a entrar en profundidad acerca de las causas concretas que hacen que haya incrementado los robos con violencia y los robos en los hogares españoles en general. Queremos advertir que una de las mejores formas que tienes para proteger tu hogar y ayudar para que España sea un país más seguro, es un sistema de seguridad que tomando algunas precauciones.

Son muchos los vecinos que anuncian en las redes sociales que van a salir de vacaciones, en dos ocasiones los ladrones aprovechan para vaciar las casas. Cuándo es así no hay ningún tipo de problema más allá de las perdidas materiales. Sin embargo el problema aumenta cuando lo robos se realizan en viviendas ocupadas. Es entonces dónde pueden surgir síntomas de violencia y son este tipo de robos los que el Estado está intentando apaciguar. Por eso si vives en una zona alejada de la civilización se recomienda encarecidamente que instales un sistema de seguridad como una alarma antirrobo.

Top manta

Portales señala que la «prioridad» de los Mossos en la persecución del top manta es la investigación de los delitos asociados, como la falsificación o contra la propiedad intelectual, aunque ha dejado claro que continuarán «participando en el patrullaje preventivo coordinado con la policía portuaria y la Guardia Urbana «en las zonas de mayor afluencia turística y con más concentración de vendedores sin autorización.

El comisario Portales asegura que las relaciones con la Guardia Urbana son «buenas» y la muestra es este «patrullaje preventivo que se puede ver implementado en la vía pública, cada uno con el espacio asignado y de manera coordinada con reuniones de periodicidad quincenal».

Alerta antiterrorista

El terrorismo yihadista es la principal amenaza para la seguridad pública en Cataluña y entre el 34 y el 35% del patrullaje preventivo de los Mossos en la ciudad de Barcelona está destinado a la lucha antiterrorista; una cantidad de horas que se modulan en función del contexto, de las informaciones que llegan y de manera que no haya un impacto negativo en los otros ámbitos.

En el nivel de alerta terrorista 4 sobre 5 y en un contexto de tensión creciente por esta amenaza, Portales señala que, con las informaciones que manejan los analistas, «no hay una amenaza concreta a la ciudad de Barcelona ni en Cataluña» , si bien puntualiza que «el riesgo cero no existe». «Yo diría a la ciudadanía que esté tranquila y haga vida normal», añade.

Controles antiterroristas

Barcelona es una ciudad repleta de eventos multitudinarios, desde conciertos y partidos a congresos, que los Mossos tratan de manera individualizada para diseñar el dispositivo de seguridad. «Nos preocupan cada uno de estos eventos», recalca.

La presencia de trinomios con armas largas se ha reforzado en los últimos meses y el perímetro de seguridad de actos multitudinarios se ha ampliado, con más controles y registros, entre otras medidas de seguridad que se han intensificado a raíz de los diversos atentados de los últimos años en Europa. «La ciudadanía vive con normalidad, y agradece, los patrullajes en la ciudad con agentes uniformados y arma larga, y los dispositivos de control específicos, con registros e identificaciones», señala el comisario.

Escribe un comentario